Un atemporal de Christina Rosenvinge


Hablar de manera atemporal de la hispano danesa Christina Rosenvinge es detener el tiempo, derretir el reloj y abrir el paraguas. Va a comenzar a llover. "Cuentas mis faltas. Llevas más de cien". Son muchas. Demasiadas si de lo que se trata es de hablar de esta peliroja que canta bajito y que no incomoda por muchos dardos envenenados que su corazón maltrecho quiera lanzarnos a dar.

De alargada trayectoria musical, sus letras se derraman como cera ardiendo por la espalda de quienes atienden con cierto interés el tono de sus referencias al amor, desamor y todo lo que susurra en inglés y español, según convenga.

¡Ay, chica! Cuánta contradicción en apenas unos minutos. Lo mismo no mides la distancia que pregonas un verano fatal. De hecho, viviste una primavera en calma junto a Nacho Vegas, ese a quien la vida le dio la capacidad de escribir letras impresionantes y que pusisteis al servicio de la música. Desconocemos si su labio superior es el que más azúcar pone a su mirada; de lo que no hay duda es que Tu labio superior es, hasta el momento, de lo mejor que ha fabricado. No hay duda.

Publicado en 2008 y reincidiendo de lo atemporal de estas letras, también de las suyas, sentimos el eclipse amoroso que termina deslumbrando a quien sin protección abre los ojos tras su puerta. Anoche, la distancia adecuada, tu boca, las horas, nadie como tú, animales vertebrados y un completo universo que tiene tanto de amor como de odio. Añoranza y una especial dedicación, casi paranoica, a cuantos sufren por amor y de lo efímero que, en este caso, supone su tramo de felicidad.

Como bien decía 'la' Rosenvinge, "este era un disco que necesitaba". Lo era, sin duda. Lo necesitábamos todos.


Posts Destacados
Posts Recientes

© 2015 | Málaga Media Comunicación LTD.
 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now